La belleza de una mariposa papilio Iphiclides.

 

      Lo que sabemos es una gota, 
lo que no sabemos, un océano.
                          Isaac Newton

 

                       Familia papillionidos o papilios:    “Iphiclides feisthamelii”

      En España existen cinco especies de Papiliónidos. Entre ellas se encuentra la Iphiclides podalirum feisthamelii o chupaleches.


       Es una de las  mariposas mas grande y bellas  de Europa con una envergadura alar de 6,5 a 8 cm.
Generalmente es de color blanco amarillento, con el margen negro y cinco bandas oscuras con una larga cola negra  en sus alas posteriores con la parte superior amarilla.
Es llamativo un ojo azulado con el contorno anaranjado.
Vive en zonas calidas con escasa vegetación.

      Como ocurre con muchas especies de mariposas, el número de generaciones que se observa depende de la latitud y de la altitud. En Europa central y en altitud, tan solo se observa una única generación que vuela de mayo a julio. Más al sur, puede haber entre dos y cuatro generaciones, siendo su periodo de vuelo mucho más amplio, de marzo a octubre en la región mediterránea. Los huevos se depositan de uno en uno en el envés de la planta nutricia. Se pueden encontrar orugas desde mayo hasta septiembre, y tardan de uno a dos meses en completar su crecimiento.


       La oruga alcanza una longitud de hasta 40 mm; es muy rechoncha y adelgazada hacia los extremos. Tiene el cuerpo verde con una linea medio – dorsal amarillenta, a cada lado de la cual hay una serie de lineas amarillentas oblicuas que llevan prominentes puntos rojos o amarillos. La cabeza es verde, generalmente retraída en el cuerpo. Entre sus plantas nutricias se encuentra el endrino , el majuelo  y otros arboles frutales cultivados.
      Siendo tan grandes y vistosas son muy apreciadas por los coleccionistas por lo que llega a criarse para este fin.

 

       Suele hacer vuelos largos en solitario y, en ocasiones se para en una planta de la que se alimenta momentáneamente para levantar el vuelo, alejarse varios metros y volver de nuevo a la misma a seguir alimentándose.
Se suele confundir con otro papiliónido: el macaón. Sin embargo son diferentes tanto en morfología alar como en el diseño de las manchas.
     Esta mariposa posee un mecanismo de defensa muy curioso: las alas posteriores presentan unos apéndices próximos a unos ocelos, de forma que los posibles depredadores (pájaros) centran su atención en esa parte de sus alas, evitando el ataque que partes vitales. La pérdida de esos apéndices alares no les impide en absoluto volar con total normalidad.

 

      Existen dos subespecies perfectamente distinguibles, hasta el punto de que hay que las considera dos especies distintas. Difieren en cuanto al color en que la podalirius tiene las franjas menos marcadas,una superficie blanca más extensa, pero de tono amarillento, las colas más cortas, de mayor tamaño y de tonos menos vivos.

       En el norte de Africa y la Peninsula Ibérica, esta mariposa difiere de la forma nominal por tener un color netamente más claro. Algunos autores lo consideran como un criterio suficiente para elevar esa forma al rango de especie (“Iphiclides feisthamelii”). No existen, sin embargo, claros indicios de que así sea y, hasta que la genética no lo demuestre claramente, es preferible mantener una posición prudente al respecto, ya que no se observa una clara transición entre ambas formas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *